Pinchos de lomo de cerdo, tocino ahumado y vegetales -Schaschlik Spieße

Volvemos a los lunes de recetas!! 
Hoy les traigo algo que muy seguramente conocen, aunque dependiendo del lugar donde se encuentren, es posible que lo llamen de otra forma. Yo los conozco como pinchos. Mr D los llama "picadillos", pero solo para hacerme reír. Uno de los nombres en alemán, aparece justo después del titulo en español. Hacer pinchos es fácil, o no? Los de hoy no son aptos para vegetarianos jejeje, pero ya saben que es algo pueden personalizar. 

Qué ingredientes necesitas? Como lo dije anteriormente, todo dependerá del gusto de cada quien y de lo que estén antojados por comer. Pollo, carne de res, solo verduras, etc. A continuación lo que nosotros utilizamos para nuestros pinchos. 

- Lomo de cerdo en trozos
- Tocino ahumado en rodajas 
- Pimentón rojo y amarillo 
- Cebolla blanca 
- Palos para pinchos


Para la salsa necesitas 
- Pimentón 
- Cebolla roja 
- Tomates
- Ajo 
- Un poco de mostaza
- Un poco de pasta de tomate
- Aceite de oliva 
- Sal, pimienta y paprika al gusto


Procedemos a armar los pinchos en el orden deseado. Como se aprecia en la foto, nosotros pusimos una rodaja de pimentón rojo, un trozo de lomo de cerdo, una rodaja de tocino, pimentón y cebolla y así sucesivamente hasta armar el número de pinchos que se necesiten.


Con la ayuda de un procesador de alimentos, preparamos la salsa. Rectificamos el sabor y de ser necesario, agregamos más ingredientes, hasta obtener el sabor y textura deseado.

Ubicamos los pinchos en un recipiente apto para hornos y posteriormente esparcimos un poco de salsa sobre ellos. Llevamos al horno y horneamos a 200C por aproximadamente 30 minutos. Servir inmediatamente, pues el olor mientras se hornean seguramente les activará más las ganas de comer y, porque además, son deliciosos recién salidos del horno.



En esta oportunidad, decidimos acompañarlos con nuestro arroz favorito, que es una combinación de tres arroces: arroz de grano largo, arroz rojo y arroz salvaje. Mmmm, delicioso!


Para mí, fue la primera vez haciendo los pinchos al horno. Siempre los había hecho, o los había visto hacer a la parrilla, en asados. Pero bueno, como el verano aún no llega, el horno es un buen aliado. 


Les deseo a todos un excelente inicio de semana y de paso los invito a que se pasen mañana nuevamente por el blog. Les contaré sobre unos momentos de pánico vividos a más de 9000 metros de altura. Por suerte no pasó a mayores, y mañana, un año después de lo vivido, quiero contarlo.

2 comentarios

  1. Mmmm... Eso se ve bueno!
    En Venezuela no son muy famosos, yo los conozco más como anticuchos. La versión peruana pero de corazón. Son la comida típica de calle pero sabe delicioso! O por lo menos mi tía los hace exquisitos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que bueno que compartes ese nombre conmigo. Jamás lo había escuchado!
      En Colombia también se consiguen en la calle. Me llevaste a aquellas épocas de colegio, en las que a la salida, siempre estaba un senor que los vendía. Siempre era difícil concentrarse durante la última clase, porque el olor era tan penetrante y rico, que nos activaba el hambre a todos.

      Eliminar