Galletas oreo caseras -versión otoño

Es un hecho, ya no hay marcha atrás, el verano llegó a su fin. Los días empiezan a hacerse más cortos, las aves migratorias se han ido y ya no alegran nuestras mañanas con su cantar. La diversidad de hermosas flores y los árboles llenos de hojas verdes empiezan a cambiar. Cada día amanecen más hojas amarillas, rojas, anaranjadas, cafés y frutos secos, bien sea en las aceras y caminos, en los árboles. La temperatura ha empezado a bajar. En las calles, en las ferias, en los mercados; los productos ofrecidos, los aromas y hasta la ropa recuerdan que, el otoño ha llegado. Qué rápido pasan las estaciones, no? Qué rápido ha pasado este año!

Disfruto al máximo lo que cada estación ofrece, me gustan todas y me adapto con facilidad a los cambios que cada una de ellas conlleva. 
El otoño me parece hermoso, como una segunda primavera, en la que las coloridas hojas, hacen de flores por un tiempo. Me gusta ir al bosque y perderme entre tantos árboles y hermosos colores. Respirar y disfrutar del aire puro, vivir el momento. 

Aún recuerdo mi primer otoño, año 2008 en USA. Me quedaba sin palabras ante tanta belleza. No paraba de hacer fotos, de jugar entre las hojas secas. Aveces no hacía nada, simplemente me quedaba paralizada, observando y disfrutando el paisaje. 
Del otoño en Estados Unidos recuerdo también que, de un momento a otro, las calabazas se convierten en las estrellas de la temporada, están por todos lados! En la comida, en los postres, en las bebidas, en la decoración de las casas, en festivales, en las granjas, literalmente en todas partes. 
Recuerdo también que, el día de acción de gracias, es uno de los festivos americanos que más me gusta. Me encanta el significado del mismo, que la familia se reúna, independientemente de lo lejos que se encuentren, y si no es posible, se pasa con los amigos más cercanos. Hay mucha y deliciosa comida, siendo el pavo, las papas, salsas y el pie de calabaza, los más tradicionales. 

En Alemania, el día de acción de gracias como tal, no se celebra. Sin embargo, al igual que en Estados Unidos, las calabazas son, junto a otras verduras y frutas, las protagonistas del otoño. Aunque en menor proporción que en USA. No son tan pumpkin everything como los americanos.
Desde antes de empezar oficialmente el otoño, ya en los mercados campesinos y supermercados, se empezaban a ver calabazas. A nosotros en casa nos gusta mucho prepararlas en versión crema, de hecho, de las pocas recetas de otoño que compartimos el año pasado, fue precisamente una crema de calabaza. Aunque creo es justo y necesario actualizar la versión y fotos, pues últimamente la comemos con queso azul y Mmmm es una delicia! 

Cosas dulces preparadas con calabaza, tipo pie, tortas, cupcakes, bebidas o batidos, no son muy comunes por estos lados. Mr. D se queda un poco escéptico, cuando le comento sobre este tipo de recetas. Yo es que adoro la calabaza, y me gusta comerla en cremas, en puré, en batidos, postres, etc. Me parece super versátil, y combinada con las especias indicadas, da unos resultados increíbles. 

Y bueno, aprovechando que las calabazas están por todos lados, y dada su versatilidad, quizás me anime a compartir unas cuantas recetas con las mismas como ingrediente principal. Recetas que conservo de los años que viví en Estados Unidos, y que confieso, no había preparado nunca. Solo pedí las recetas, por si alguna vez se me antojaba prepararlas. La de hoy? Galletas oreo versión otoño o versión halloween. 


Las galletas oreo son muy populares en la tierra del tío Sam. Yo particularmente cuando me animo a comerlas, las como 1 o dos veces al año como máximo.
Para octubre, siempre sale una versión de halloween, con relleno color naranja. Aunque me llamaban la atención, nunca las probé. De por si, las tradicionales están llenas de azúcares, grasas saturadas y colorantes artificiales. No me quiero imaginar las de versión halloween.
Ahora, no es que la versión casera que hoy comparto sea super saludable, pero por lo menos, en ese sentido, si es mejor que las tradicionales. Y como siempre lo he dicho, lo mejor de preparar tus propias cosas, es que puedes agregar o sustituir ingredientes, jugar con las cantidades, y lo más importante, sabes exactamente qué estás dándole a tu cuerpo. 



Estas galletas oreo caseras las conocí en una fiesta de halloween que organizaron unas amigas. Llamaron mucho la atención y fueron un revuelo. No quedaron ni las migas! No tienen nada que envidiarle a las tradicionales, los amantes del chocolate quedarán fascinados y lo que hasta ahora no he dicho es que, el relleno es con buttercream de calabaza! La combinación con las galletas es increíble y lo mejor de todo es que, no necesitarás de colorantes artificiales. 

Ingredientes y preparación de las galletas (10 sandwiches aprox)
Aquí por ejemplo, puedes jugar con la mantequilla y sustituirla se me ocurre, por aceite de coco? igual con la harina. Yo comparto la receta original que tengo, sin embargo, tu puedes ajustarla a tu dieta y estilo de vida. Eso sí, no te olvides de compartir conmigo a través de cualquier red social :-)

1 taza de harina 
1/4 cucharadita polvo para hornear 
1/4 cucharadita bicarbonato de soda 
1/4 cucharadita de sal 
1/2 taza de cacao en polvo 
1 huevo 
3/4 taza de azúcar moreno 
110 grms de mantequilla derretida 
57grms taza de chocolate de leche derretido 

En un recipiente, mezclas por un lado los ingredientes secos, es decir: harina, polvo para hornear, bicarbonato de soda, sal y el cacao en polvo. 

Tomas otro recipiente, y con la ayuda de una batidora, mezclas el azúcar y la mantequilla derretida. Asegúrate de que la mantequilla no esté caliente. Una vez bien mezcladas, agregas el huevo y el chocolate derretido. Sigues revolviendo hasta obtener una mezcla uniforme. 

Poco a poco vas agregando la mezcla de ingredientes secos y revuelves, hasta que todos los ingredientes se hayan compactado y la mezcla sea uniforme. La llevas a la nevera por aproximadamente 1 hora. 



Mientras la mezcla está en la nevera por una hora, puedes ir adelantando el relleno. Es decir, la buttercream de calabaza. 

Ingredientes y preparación buttercream de calabaza 
4 cucharadas de mantequilla al clima
1/4 taza de puré de calabaza*
1/2 cucharadita de vainilla 
1/2 cucharadita de canela en polvo
1/4 cucharadita de nuez moscada 
4 tazas de azúcar pulverizada/glas**

*Para el puré de calabaza, simplemente cocinar la calabaza al vapor y luego hacerla puré. Es realmente fácil y no necesitas agregar nada. 

**La receta original dice 5 tazas de azúcar pulverizada, sin embargo, 4 o menos van bien. Agrega poco a poco. 

Con la batidora, mezclas el puré de calabaza y la mantequilla. Una vez bien mezclados, agregas la vainilla, canela y nuez moscada. Sigues batiendo y luego, poco a poco, vas agregando el azúcar pulverizada y bates hasta obtener la consistencia deseada. Llevas a la nevera. Es posible que ocupes menos de la buttercream, pero no la botes! Dentro de unos días, planeo publicar otra receta, donde se puede utilizar el resto de buttercream. 



Y, pasada la hora, seguimos con las galletas!

Sacas dos bandejas del horno y ubicas papel para hornear sobre las mismas. Las dejas por fuera y calientas el horno a 175Grados. 
Mientras, con la masa vas haciendo bolitas de aprox 2,5cms o del tamaño que desees y luego las aplastas un poco, dándoles las formas de galletitas y las vas ubicando en las bandejas, con 3cms de separación. Cuando hayas terminado, las llevas al horno por 7-10mins. Las sacas y dejas enfriar completamente, antes de empezar a colocar el relleno y armar los sandwiches de galletas, con la buttercream. Las guardas en un recipiente y listo, a disfrutar de tus oreos caseras!!











6 comentarios

  1. Se ven deliciosas pero mi diabetes me impide comprobarlo personalmente!
    :( :( :(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te entiendo Madreselva. Definitivamente no aptas para diabéticos y hay que cuidarse. Así todos podemos seguir disfrutando de tus escritos :-)

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. A mi lo que más me gusta es el contraste de colores. Y también están ricas, como para compartir con vecinos o amigos. Todas 10 en casa, peligroso jajaja :-)

      Eliminar
  3. me encantó todo, tenemos muchas cosas en común yo también viví un tiempo en EE.UU. pero muy corto, y mi pasión por la repostería la descubrí aquí en Alemania... no me llaman la atención esas galletas pero gracias por compartir con tanta informacion y demás, lo que si tengo que probar a la de ya son los brownies, saludos :):):)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los brownies están buenísimos! Para variar la presentación, yo los he hecho también en un recipiente cuadrado, en vez de tipo cupcakes y se ven mucho mejor, con más apariencia de brownie tradicional.

      Eliminar